BLOG

Día Mundial de la Hipertensión Arterial

Día Mundial de la Hipertensión Arterial

La hipertensión arterial (HTA) generalmente no da síntomas y, si no se diagnostica y no se trata, provoca complicaciones graves a la salud. En el día mundial de la HTA conocé cómo podemos prevenir su desarrollo.

Cada 17 de mayo se conmemora el Día Mundial de la Hipertensión Arterial con la finalidad de promover la concienciación y los esfuerzos para prevenir, diagnosticar y controlar la hipertensión arterial.

Para alcanzar el objetivo mundial de reducir la prevalencia de la hipertensión por un 25% para 2025, la Organización Mundial de la Salud y los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos lanzaron la Iniciativa Global Hearts en el año 2016. La iniciativa incluye el manejo del riesgo cardiovascular, abatir la epidemia mundial del tabaquismo, aumentar la actividad física, reducir el consumo de sal, y eliminar las grasas trans, teniendo como objetivo mejorar la salud del corazón en todo el mundo.1

La hipertensión arterial afecta más del 30% de la población adulta mundial y es el principal factor de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares, especialmente enfermedad coronaria y enfermedad cerebrovascular, pero también para la enfermedad renal crónica, la insuficiencia cardíaca y la demencia.2

Existen intervenciones terapéuticas no farmacológicas que pueden ser implementadas para prevenir el desarrollo de hipertensión arterial, contribuir a su tratamiento y ayudar a disminuir las complicaciones que pueden presentarse, entre ellas la alimentación y la actividad física.

¿Qué factores influyen en el desarrollo de la hipertensión?

El sobrepeso y la obesidad representan el principal factor de riesgo de Hipertensión Arterial, por lo cual mantener un peso corporal dentro del rango de normalidad resulta una medida necesaria y fundamental para prevenirla.

Mantener un peso corporal adecuado, mediante la realización de una alimentación saludable basada en frutas, vegetales, cereales integrales y grasas vegetales es una excelente recomendación a seguir.

Además, reducir el consumo de sodio (sal de mesa y sodio oculto en los productos ultra procesados) asociado a un aporte de potasio adecuado ha mostrado beneficios en cuanto a las cifras de presión arterial.

Otra intervención no farmacológica importante en la prevención de la Hipertensión Arterial es la realización de ejercicio físico. ¿Cuál? Aquel que, te guste y puedas realizar de manera sostenida en el tiempo, previo control médico.

Evitar el tabaquismo y la ingesta excesiva de alcohol son otras dos intervenciones fundamentales.

¿Qué medidas a nivel individual podemos incorporar en el día a día para promover nuestra salud?

  • No añadir sal durante la cocción.

  • No colocar el salero en la mesa.

  • Elegir métodos de cocción (a la plancha, al horno, a la parrilla, al vapor) que realcen el sabor de las preparaciones.

  • Reemplazar la sal por especias y condimentos aromáticos.

  • Cocinar más en casa, reduciendo la compra y consumo de productos ultraprocesados.


Compartí esta nota: