BLOG

Importancia de una dieta para deportistas

Importancia de una dieta para deportistas

Los beneficios de una adecuada alimentación en el deporte, son evidentes. Ayuda al deportista a dar su mejor performance reduciendo o retardando la aparición de los factores que de otra forma ocasionarían fatiga.

Qué alimentos y qué cantidad de los mismos incorporar diariamente sin dudas va a influir en el rendimiento deportivo. La función de la alimentación es proveer al deportista el combustible energético y los nutrientes necesarios para optimizar las adaptaciones logradas durante los entrenamientos y poder recuperarse rápidamente entre un esfuerzo y otro.1

El avance científico y progresivo estudio sobre la nutrición y la educación alimentaria nos permite brindarle el valor adecuado a lo minuciosa que debe ser la dieta para deportistas. Pero para que esto ocurra, es fundamental que la ingesta de cada nutriente sea EQUILIBRADA, aportando la CANTIDAD y CALIDAD necesaria en cada caso. 

 La dieta para el deportista previene lesiones musculares, reduce la fatiga, mejora el rendimiento y brinda la oportunidad de prolongar carreras deportivas.

Los requerimientos energéticos del deportista dependen del tamaño corporal, el crecimiento, la búsqueda de aumento o pérdida de peso y, sobre todo, del costo energético de su entrenamiento (frecuencia, duración e intensidad).

Algunos de los objetivos de la dieta para deportistas son:

  1. Alcanzar los requerimientos de nutrientes necesarios para sostener un plan de entrenamiento.

  2. Alcanzar y mantener una contextura física ideal para determinado deporte, manejando el entrenamiento y la alimentación para obtener un nivel de masa corporal, grasa y muscular, que sean compatible con un buen estado de salud y un buen desempeño.

Para poder lograr esto es clave aportar los macro y micronutrientes necesarios para cada individuo. 

Dentro de los macronutrientes se encuentran los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas. Si alguno de éstos falta, otro cumplirá su función delegando así su acción principal. Por lo cual cada uno debe estar presente en la CANTIDAD adecuada.

  1. Planificar, cuando sea necesario, el uso de suplementos que hayan demostrado mejorar el rendimiento en el deporte.

Entre los diferentes tipos de suplementos, en nuestro país, el consumo de suplementos de proteínas es cada vez mayor. Esto puede reflejarse en el aumento de la demanda de consultas sobre el tema, inclusive en reiteradas oportunidades la consulta ocurre posterior a la compra del suplemento.

Encontramos proteínas en los alimentos y en ocasiones se logran cubrir los requerimientos a través de estos. De ser necesario “suplementar” porque la situación así lo amerita, será el profesional la persona idónea para determinar cuándo es necesario indicarlo.

El uso apropiado de estos productos es tan importante como el producto en sí mismo para lograr resultados adecuados.

  1. Seguir un plan de alimentación saludable para cuidar la salud a largo plazo.

  2. Disfrutar de la comida y del placer de compartirla.

El acto de comer no se limita a un corto período de tiempo, sino que atraviesa toda nuestra vida. Cuidarse e ir en búsqueda de nuestra mejor versión, es válido siempre y cuando eso no nos aleje de la FELICIDAD y del PLACER. Comemos no sólo para nutrirnos biológicamente, mediante el aporte de nutrientes, sino que también comemos para nutrir las emociones desarrolladas en los encuentros con aquellas personas que conforman nuestro entorno.

El papel de la dieta para el deportista  es uno de los pilares fundamentales para alcanzar los objetivos propuestos. De ahí la importancia de planificarla mediante el asesoramiento con un experto y no guiarnos por tendencias de moda.

1Burke, Louise. Nutrición en el deporte, un enfoque práctico. Editorial Panamericana. 2015


Compartí esta nota: