BLOG

Alimentación y Embarazo: Todo lo que debe saber

Alimentación y Embarazo: Todo lo que debe saber

¿Se relacionan la alimentación y el embarazo?¿Puede afectar al bebé? La adecuada alimentación de la mujer durante el embarazo es de vital importancia tanto para ella como para el bebé en gestación.

Un estado nutricional deficitario o excesivo impactará negativamente sobre la salud de ambos. El embarazo trae consigo cambios fisiológicos que requieren de una evaluación con un Licenciado en nutrición como parte de los controles de salud de la mujer embarazada. La anamnesis alimentaria es necesaria no solo para conocer las características socioeconómicas de la gestante sino también para identificar intolerancias digestivas, antojos o aversiones, hábitos de pica y otras situaciones especiales relacionadas con la selección de alimentos.

Función de un buen plan de alimentación en el embarazo

El plan de alimentación tiene como objetivo cubrir los requerimientos de micro y macronutrientes de la mujer contemplando las necesidades específicas del momento biológico en el que se encuentra. Deberá ser individualizado, equilibrado, completo en calidad y cantidad de nutrientes.

Respecto a la demanda de nutrientes durante este período, los mismos están aumentados con el objetivo de promover el crecimiento y desarrollo del feto y tejido materno.

Mitos sobre la alimentación y el embarazo

  • “Comer por dos”: es una creencia que se asume como verdadera entre las mujeres embarazadas, sin embargo, no es así. Si bien es cierto que el requerimiento de energía aumenta, no es sinónimo de comer por dos. El aumento del requerimiento de energía es aproximadamente 300 kcal/día durante el segundo y tercer trimestre y no se presenta ningún aumento del requerimiento durante el primer trimestre.

  • Pánico a engordar: en el otro extremo están aquellas mamás que restringen alimentos por “miedo” a aumentar de peso en forma excesiva. No es momento de realizar restricciones en la alimentación, ya que resulta perjudicial para el bebé en gestación. Las pautas y recomendaciones brindadas por un profesional están orientadas a evitar una ganancia excesiva de peso, de ahí la importancia de incluir el control con un profesional durante este período.

Por otra parte, existen dos sustancias que merecen atención, el alcohol y la cafeína.

Consumo de alcohol en el embarazo

Su consumo está desaconsejado. Los efectos adversos asociados a su ingesta se relacionan con malformaciones fetales.

Consumo de cafeína en el embarazo

Su consumo excesivo durante el embarazo se asocia a mayor riesgo de abortos espontáneos y bajo peso al nacer, por lo que se recomienda limitar la ingesta a no más de 150mg/día. Entre las bebidas fuentes de cafeína se encuentran el café, té, mate cebado, bebidas cola.

El embarazo representa una de las etapas de mayor vulnerabilidad nutricional, por lo que la nutrición durante este período es de vital importancia no sólo para garantizar un adecuado crecimiento fetal y evitar complicaciones materno- fetales sino también para asegurar un correcto estado nutricional de la madre, especialmente en los intervalos intergenésicos.


Compartí esta nota: