BLOG

ALIMENTOS PARA RECUPERAR LA FLORA INTESTINAL

ALIMENTOS PARA RECUPERAR LA FLORA INTESTINAL

Diversos factores pueden intervenir en el adecuado desarrollo de la microbiota intestinal, la alimentación es uno de ellos. A continuación, te contamos cómo contribuir a mejorar la microbiota intestinal a través de la dieta.Seguí leyendo para ver todos los alimentos para recuperar la flora intestinal.

¿Qué es la microbiota intestinal?

La microbiota intestinal es el conjunto de microorganismos vivos que habitan en el tracto digestivo. Cada individuo posee una comunidad microbiana específica que depende de su genotipo y de la exposición temprana a los microorganismos de su entorno, pero también de otros factores como por ejemplo el estilo de vida, terapia frente a infecciones y la dieta. 

Con respecto a este último factor, en la actualidad existe suficiente evidencia que expone la importancia de la dieta en el desarrollo de la microbiota intestinal. La dieta aparece como elemento clave para la relación simbiótica entre los microorganismos del intestino y del individuo hospedador. El anfitrión o huésped proporciona el hábitat y la nutrición a las comunidades del tracto intestinal, y éstas contribuyen a la salud del hospedador. 

Lo que comemos influye mucho en la estructura y en la composición de los microorganismos del intestino.

La primera prueba de ello se obtuvo mediante la comparación de muestras de microbiota fecal de distintas especies de mamíferos. La microbiota intestinal de los herbívoros se diferencia claramente de la de los omnívoros o carnívoros exclusivos. Por tanto, la dieta habitual parece ser el principal determinante de la composición microbiana intestinal cuando se comparan muestras de distintas especies.

Por lo expuesto, la modulación de la microbiota intestinal a través de la intervención dietética se ha convertido en una estrategia terapéutica y preventiva para muchas enfermedades.

¿Cuáles son los alimentos para recuperar la flora intestinal y beneficios para la salud? 

  • Frutas

  • Verduras

  • Cereales integrales

  • Legumbres

  • Alimentos fermentados: kéfir, yogur, kombucha, chucrut, kimchi, Vinagre de manzana, miso, tempeh

Son alimentos con potencial efecto probiótico pero dada su alta variabilidad resulta complejo definir si cumplen con todos los criterios para ser considerados probióticos.

Los probióticos y los prebióticos también serían efectivos para restablecer la diversidad de las bacterias beneficiosas y contribuir a una microbiota con capacidad de pasar de estados de enfermedad a situaciones más saludables.

  • Probióticos: microorganismos vivos que cuando son administrados en cantidad adecuada ejercen un efecto beneficioso sobre la salud del huésped.

  • Prebióticos: ingredientes fermentados selectivamente que dan lugar a cambios específicos en la composición y/o la actividad de la flora gastrointestinal, confiriendo así beneficios a la salud del huésped. Esta definición se confunde en parte con la definición de fibra dietética, aunque añade la selectividad de los prebióticos sobre ciertos microorganismos en concreto.

En el otro extremo se encuentran los productos ultra procesados, cuya ingesta excesiva impacta negativamente sobre la microbiota intestinal. Por definición son formulaciones industriales elaboradas a partir de sustancias derivadas de los alimentos o sintetizadas de otras fuentes orgánicas. La mayoría de estos productos contienen pocos alimentos enteros, o ninguno, y cantidades elevadas de sodio, grasas y azúcares simples.

Si tienes problemas con la microbiota intestinal, te recomendamos que disminuyas los productos ultra procesados e incorpores a tu dieta los alimentos para recuperar la flora intestinal que mencionamos anteriormente. 


Compartí esta nota: