BLOG

¿Cómo Limpiar un Dispensador de Agua Natural?

¿Cómo Limpiar un Dispensador de Agua Natural?

Sanitizar adecuadamente un dispenser resulta indispensable para preservar la calidad del agua que bebemos. En este artículo vas a encontrar el proceso, paso a paso, de limpieza de un dispenser de agua.

Sabemos que la bebida de hidratación por excelencia, necesaria para el correcto funcionamiento del organismo es el agua potable.
Esto último es un punto esencial para proteger nuestra salud: el agua debe ser potable para poder ser consumida. El acceso al agua potable es un derecho de todas las personas, no obstante, aún existen individuos que no cuentan con acceso a este servicio. 
Un dispenser de agua es un dispositivo práctico que ofrece un suministro de agua potable constante de manera rápida y sencilla sin necesidad de recargar reiteradamente el contenedor. Requiere de poco mantenimiento y es muy fácil de limpiar. Representa una buena alternativa para aquellos lugares en los que no se cuenta con red y servicio de agua pública, y/o no se garantiza la potabilidad necesaria, evita así el riesgo de enfermedades transmitidas por el agua que afectan negativamente a la salud humana.

¿Cómo Limpiar un Dispensador de Agua?

Para preservar la calidad del agua envasada y así minimizar los riesgos de contaminación del agua por organismos externos, es necesario mantener los espacios/ superficies con los que tiene contacto en buen estado y bajo óptimas medidas de higiene.
El paso a paso para limpiar el dispenser es muy sencillo y fácil de realizar. A continuación, te lo contamos: 

  1. Retirar el botellón de agua que se colocó previamente.
  2. Desprender el embudo de plástico que posteriormente, será uno de los elementos a limpiar.
  3. Vaciar el agua que queda concentrada y comenzar a limpiar cada una de las partes del dispensador con ayuda de una esponja.
  4. Una vez que hayamos limpiado cada una de las partes, armar nuevamente el dispensador.

Tips para Limpiar un Dispenser

Esponja: para que la limpieza sea efectiva, debemos asegurarnos que el elemento de limpieza esté limpio.

  • Eliminar la suciedad visible de la esponja.
  • Humedecer y colocar detergente.
  • Hacer fricción de una parte de la esponja con otra.
  • Enjuagar varias veces hasta que no salga espuma.
  • Sanitizar con agua caliente.
  • Eliminar el exceso de agua.

Sustancia de limpieza: detergente y/o bicarbonato de sodio mezclado con agua. Una vez realizada la limpieza enjuagar con abundante agua.

¡Manos a la obra!


Compartí esta nota: