BLOG

¿Cómo preparar un buen café?

¿Cómo preparar un buen café?

Un buen café depende tanto de la calidad del grano como de la calidad del agua. Los parámetros y características del líquido influyen directamente en el sabor, gusto y consistencia del grano que se utilice.

¿Cuáles son los parámetros de la calidad del agua?

El  café está compuesto en un 98% de agua y un 2% de café. Entonces, la calidad del agua es fundamental para obtener un buen café. Así como también una buena calidad de granos de café. 

Es recomendable utilizar agua IVESS baja en sodio porque es ideal para no perjudicar ni el sabor ni el aroma del café, así como también, cuidar el correcto funcionamiento de la cafetera espresso. De esta manera resalta la calidad fundamental del agua. Agreguemos un dato de color:  el agua es la primera bebida mas consumida en el mundo, seguida por el café. Así que no es ilógica esta conjunción tan  especial.

Muchos creen que con usar agua corriente pueden lograr un excelente café. Nada más lejos de la verdad. El agua corriente contiene cloro y generalmente algunos sedimentos producto de las cañerías de donde proviene. Esto influye en el sabor del café y además puede perjudicar mucho más rápido las cafeteras de espresso, calcificando los conductos y componentes de la máquina. También debemos estar atentos al PH del agua, debe ser neutro, si es bajo es ácida, influyendo en el sabor  y si es alto es alcalina, dañando los componentes de la cafetera.

¿Cuál debe ser la temperatura justa del agua para preparar un buen café?

Otra influencia importante es la temperatura del agua para el café, ésta debe oscilar entre los 88°C y 95°C. En estas temperaturas se empiezan a activar las moléculas del café molido que queremos resaltar en taza. También dependemos del tipo de extracción para lograr el sabor y aroma esperados. A más baja temperatura más tiempo de extracción.

Sobrepasando estas temperaturas, podemos quemar el café y romper las moléculas de forma apresurada obteniendo sabores y aromas desagradables en taza.

Hay baristas que logran en bajas temperaturas y mayores tiempos de extracción los sabores más destacados del grano tostado y molido adecuadamente. El sistema de extracción en frío, conocido como Cold Brew, tiene un tiempo mucho más largo de filtrado y logra un sabor más suave con el mismo tipo de grano que con cualquier otro tipo de extracción.

Las cafeteras Lavazza BLUE están programadas a  92°/93°. Esta es la temperatura justa con la presión adecuada de 9 bares, para obtener el espresso más cremoso.

¿Cuánto influye el agua mineral en el café?

Uno puede percibir el sabor mineral en el agua, estos pueden sumarse al sabor de café, cambiando el resultado en taza.  Pero no todos los minerales son malos. Aquí nos vamos a poner un poco más detallistas, todo este proceso de extracción de café es pura química. Desde la temperatura del agua hasta la presión y de cómo el café molido empieza a extraer sus moléculas solubles.

Entonces tenemos minerales como el magnesio y el calcio que nos van a ayudar en la extracción. El magnesio nos ayuda en los sabores frutales e intensos y el calcio en los sabores cremosos. Pero todo esto siempre tiene que estar presente en su justa medida para no dañar ese equilibrio molecular y aromático.
Lavazza siempre busca el equilibrio en su selección de granos y así también lo hace IVESS en su calidad del agua.


Compartí esta nota: