BLOG

¿Cómo Prevenir Cálculos Renales?

¿Cómo Prevenir Cálculos Renales?

Es muy importante que cuidemos nuestra salud y que estemos informados para hacerlo correctamente. En este artículo te vamos a contar cómo prevenir cálculos renales, y cuales son los factores que promueven el desarrollo de litiasis cálcica. 

 

Litiasis Renal y Alimentación: ¿Cómo Prevenirla? 

La litiasis renal es una causa muy frecuente de morbilidad de la vía urinaria. Es la tercera patología urológica, más prevalente en hombres que en mujeres, y su incidencia se encuentra en aumento.

En las sociedades occidentales el 80% de las litiasis están compuestas de oxalato y/o fosfato de calcio.

Dentro de los factores dietéticos que promueven el desarrollo de litiasis cálcica se destacan: ingesta elevada de proteínas animales, sodio y oxalatos y una ingesta insuficiente de líquidos. A continuación desarrollaremos cada una de ellas. 

 

Ingesta Elevada de Proteínas Animales

Induce un aumento de la calciuria, oxaluria, uricosuria y acidosis metabólica.

 

Ingesta Elevada de Sodio

Incrementa la excreción urinaria de calcio y disminuye la excreción de citrato, favoreciendo la formación de los cristales de oxalato cálcico.

 

Ingesta Elevada de Oxalato

Si bien el porcentaje de oxalato urinario que proviene de la alimentación es bajo, una restricción de oxalato dietario podría beneficiar a los pacientes que forman cálculos de oxalato de calcio.

Además, se observó que el consumo elevado de carbohidratos simples genera un aumento en la excreción urinaria de calcio.

La nutrición está frecuentemente asociada al riesgo de padecer litiasis renal. Se han distinguido factores dietéticos (ingesta elevada de proteínas animales, sodio y azúcares simples) que promueven el desarrollo de cálculos renales por lo que debe considerarse a la dieta, como parte integral del tratamiento de estos pacientes.

 

Como podemos ver uno de los puntos más importantes para prevenir los cálculos renales es reducir la proteína animal e ingerir más agua entre otras cosas. ¿Estás listo para hacer esos cambios y mejorar tu calidad de vida? 


Compartí esta nota: