BLOG

¿Cuáles son las causas de la hiponatremia?

¿Cuáles son las causas de la hiponatremia?

La hiponatremia es definida como una concentración de sodio sérico (natremia) < 135mmol/L. Es el trastorno hidroelectrolítico más común en la práctica clínica. Conocé cuáles son sus causas en este artículo.

La hiponatremia es uno de los trastornos electrolíticos más frecuentes en el ámbito de la salud. La incidencia es del 3% en la población ambulatoria, la cual se incrementa al 20% en el área de internación y 15-30% en la Unidad de Cuidados Intensivos.

En deportistas, la incidencia de hiponatremia es variable, con un rango de 2-7%, aunque algunos reportan hasta un 29%.

Existen diferentes causas de hiponatremia:

  • La ingesta hídrica excesiva y el estímulo a la secreción no osmótica de hormona antidiurética (ADH) por el ejercicio intenso, la hipoglucemia, el dolor, el estrés o la interleucina-6 (IL-6) son pilares en la fisiopatogenia de la hiponatremia asociada al ejercicio.

  • En los adultos mayores su origen es multifactorial. Están ligadas a cambios relacionados con el envejecimiento. A partir de los 40 años se produce un progresivo descenso en el flujo plasmático renal y en la tasa de filtración glomerular, que llevan a la reducción de la capacidad de concentrar o diluir la orina.

Además, la polimedicación, muy frecuente en esta población y la incidencia elevada de insuficiencia cardíaca y/o neoplasias favorece el desarrollo de hiponatremia.

El síndrome de secreción inadecuada de hormona antidiurética (SIADH) es la causa más frecuente en pacientes normovolémicos.

  • Ciertas enfermedades endócrinas son causa poco frecuente de hiponatremia. El hipotiroidismo puede producir hiponatremia, aunque su incidencia es muy baja. Está presente en individuos con hipotiroidismo moderado o grave. Por el contrario, la insuficiencia suprarrenal está asociada a hiponatremia.

  • Diuréticos: tiazida y de asa.

Identificar su causa permite un adecuado diagnóstico y tratamiento, indispensable para la corrección de la natremia y evitar las complicaciones que de ella surgen.


Compartí esta nota: