BLOG

¿Cuáles son las vitaminas durante el embarazo?

¿Cuáles son las vitaminas durante el embarazo?

Durante el embarazo existe un aumento de las necesidades de casi todos los nutrientes, incluyendo las vitaminas. Esto se debe a que, es un periodo durante el cual es necesario cubrir no solo las necesidades alimentarias de la gestante sino también las del feto.

El período gestacional es clave para un desarrollo fetal adecuado y para una vida saludable. Diferentes factores genéticos, ambientales y endocrinos pueden influir de manera positiva o negativa durante este período. 

El estado nutricional de la madre es sin duda uno de los principales factores ambientales que influyen en el embarazo. Esto comprende la selección de los alimentos, los nutrientes contenidos en ellos, su metabolismo y el transporte de ellos hacia el feto a través de la placenta. La deficiencia nutricional de vitaminas del complejo B, entre las que se cuentan folatos y vitamina B12, ha sido relacionada con algunas alteraciones durante el embarazo, como bajo peso al nacer, parto prematuro y malformaciones fetales, entre otras.

Vitamina B12

La vitamina B12 es una vitamina soluble en agua. Desempeña un papel esencial en la formación de glóbulos rojos, en el metabolismo celular, función nerviosa y la síntesis de ADN. Su valor sérico se reduce durante el embarazo debido en parte a la reducción de su proteína transportadora, la transcobalamina. Además, su deficiencia se asocia con anemia perniciosa.

Uno de los grupos de riesgo son las madres vegetarianas o veganas, sin asesoramiento nutricional, que pueden tener un aporte insuficiente de esta vitamina. 

Ácido Fólico (B9)

El folato y su forma activa, el tetrahidrofolato, participan como coenzimas en la síntesis de ácidos nucleicos y aminoácidos. Debido a que, el cierre del tubo neural se realiza cerca de la 4ta semana de gestación, es importante consumir cantidades adecuadas de B9 al menos 1 mes antes de la concepción hasta la semana 12 (mínimo).

Vitamina D

Otra de las vitaminas de creciente interés es la vitamina D. Esta hormona de naturaleza liposoluble es esencial para la absorción adecuada de calcio y para la salud ósea. 

La deficiencia en los niveles de vitamina D es una condición muy prevalente en las mujeres durante el embarazo, con tasas que varían de acuerdo con la etnia y la exposición a la luz solar. En estudios recientes se ha demostrado la relación existente entre las bajas concentraciones de la 25-hidroxivitamina D [(25(OH)D] durante el embarazo y el aumento del riesgo de desarrollar diabetes gestacional, preeclampsia, infecciones, retraso del crecimiento intrauterino o necesidad de recurrir a cesárea con restricción del crecimiento fetal, lo cual es de importancia evidente para la salud pública.

Respecto a la suplementación, según la Organización Mundial de la Salud, actualmente no hay datos probatorios suficientes para determinar si los suplementos de vitamina D deben administrarse a todas las gestantes, como parte de la atención prenatal habitual, a fin de mejorar los desenlaces maternos y neonatales.


Compartí esta nota: