BLOG

¿Cuáles son los alimentos que no debes comer para la flora intestinal?

¿Cuáles son los alimentos que no debes comer para la flora intestinal?

Los considerados alimentos malos para la flora intestinal influyen notablemente en la estructura y composición de las comunidades microbianas de la zona. La microbiota intestinal está expuesta a numerosos factores, tanto intrínsecos (genética, edad, sexo) como extrínsecos (consumo de fármacos, estrés, ejercicio físico y dieta). 

Son muchos. Sin embargo, algunos de ellos pueden englobarse en el concepto “estilo de vida”, más precisamente la alimentación y el ejercicio, los cuales tienen un rol determinante en la composición de la microbiota.

Respecto a la influencia de la alimentación sobre la microbiota intestinal, los efectos de la misma dependen del alimento en cuestión.

¿Cómo afectan los hidratos de carbono en la mala alimentación para la flora intestinal?

Los hidratos de carbono complejos 

Principalmente llamada fibra dietética promueven la presencia de bacterias beneficiosas: 

  • Bifidobacterium

  • Roseburia

  • Faecalibacterium prautznii y, disminuye la presencia de bacterias patógenas como Esterichia Coli, Salmonella spp. y Listeria spp. Además, el consumo de fibra dietética aumenta la producción de ácidos grasos de cadena corta (AGCC), los cuales presentan beneficios a nivel intestinal

Los hidratos de carbono simples

Directamente están presentes en cantidades elevadas en productos ultraprocesados que impactan negativamente sobre la microbiota intestinal, disminuyendo la cantidad como así también los tipos de bacterias beneficiosas.

Respecto a las proteínas, su efecto dependerá del tipo, cantidad y acompañamiento. Según una investigación realizada en atletas, la suplementación con 20gr de proteínas de origen animal reduce la presencia de bacterias beneficiosas como Bifidobacterium y Roseburia.1

¿Cómo la grasa también afecta tu flora intestinal?

Los llamados alimentos malos, como la grasa, también afectan la salud de la microbiota. Su efecto dependerá de la cantidad y tipo de grasa consumida (saturada, monoinsaturada o poliinsaturada). 

Por su parte, dietas con alto contenido en grasa disminuyen la diversidad microbiana, en detrimento de las especies beneficiosas y aumentan la permeabilidad intestinal lo que favorece el aumento de lipopolisacárido en sangre (LPS) (presente en la membrana de las bacterias gran negativas) que genera inflamación sistémica.

¿Cómo tener una flora intestinal saludable?

A razón de lo expuesto, estudios realizados en poblaciones que llevan una dieta rica en fibra dietética (frutas, verduras, granos) y baja en grasas evidencian una microbiota más diversa y rica, en la cual predominan bacterias adaptadas a recuperar energía y nutrientes.

En cambio, las sociedades industrializadas caracterizadas por un elevado consumo de azúcar, grasas y proteínas de origen animal, tienen mayor proporción de proteobacterias y clostridios (microorganismos potencialmente perjudiciales).


Compartí esta nota: