BLOG

¿Cuáles son los beneficios de tomar agua tibia?

¿Cuáles son los beneficios de tomar agua tibia?

Los beneficios relacionados a la ingesta de agua tibia son varios. ¿Querés saber cuáles son? y ¿qué hay de cierto al respecto? En el presente artículo te lo contamos.

El mundo de la alimentación está lleno de mitos y creencias populares. Ya hemos hablado sobre los beneficios de consumir agua con limón, agua con limón y bicarbonato de sodio, ahora les toca el turno a los beneficios de beber agua tibia.

¿Cuáles son los beneficios de tomar agua tibia?

Existen innumerables creencias populares que pasan de persona a persona arraigadas a la experiencia del otro “yo lo hice y me siento mucho mejor”, “mi mamá lo hizo toda su vida y goza de muy buena salud”, o “tal personaje famoso lo hace y mirá el cuerpo que tiene”. Ninguno de todos estos argumentos tiene validez científica, claro está.

Es cierto que a veces, la carencia de bibliografía científica que respalde los beneficios de llevar a cabo una determinada creencia no garantiza que no sea cierto, puede que sí pero que no se haya demostrado científicamente. Sin embargo, sin la evidencia necesaria lejos de generar los beneficios que propone, su consumo podría ser perjudicial a la salud.

Retomando, entre los beneficios atribuibles al consumo de agua tibia se destacan su propiedad adelgazante y detoxificante, fortalecimiento del sistema inmune y facilitador de la motilidad intestinal por mencionar algunos de ellos.

El único beneficio comprobado del consumo de agua es hidratar, y como consecuencia ayuda a que el cuerpo humano funcione adecuadamente.

Respecto a la propiedad adelgazante, no depende del consumo de agua de manera aislada. Mantener un peso corporal saludable depende de nuestros patrones de alimentación e hidratación y no de una simple acción. 

Como ya hemos hablado en otro artículo, la función desintoxicante no es responsabilidad de ningún alimento o líquido. El agua no elimina toxinas, hidrata.

En cuanto al fortalecimiento del sistema inmunológico, los hábitos saludables de alimentación e hidratación son importantes para mantener el buen funcionamiento de nuestro sistema inmune, pero en un contexto global, no aislados. 

Por último, en relación al consumo de agua tibia como facilitador de la motilidad intestinal, mantener un adecuado estado de hidratación constituye una de las medidas higiénico- dietéticas recomendadas en el tratamiento de la constipación, pero no es cierto que la temperatura del agua deba ser tibia. 

Aclarada la creencia, destacamos el riesgo de llevarla a cabo. Creer en sus beneficios implica beber agua a temperatura elevada que puede provocar lesiones y quemaduras en el tracto digestivo superior, con el consiguiente riesgo para la salud.


Compartí esta nota: