BLOG

¿Es malo tomar agua después de tomar alcohol?

¿Es malo tomar agua después de tomar alcohol?

Tan popular y difundida, la creencia que argumenta: “la ingesta de agua después de beber alcohol alivia los síntomas de la resaca”. Conocé los detalles en esta nota.

¿Es malo o bueno tomar agua después de tomar alcohol?

Se denomina veisalgia, conocida comúnmente como resaca, a esa sensación de mareo, malestar general, falta de concentración, problemas gastrointestinales, náuseas y otros síntomas poco agradables que ocurren posteriormente a la ingesta excesiva de alcohol. 

Tomar agua después de tomar excesivamente alcohol parece ser un hábito no saludable muy común en la sociedad en la que vivimos para atenuar los síntomas característicos de la resaca. 

En un estudio realizado en Holanda a 826 estudiantes se evaluó cómo aliviaban los síntomas de la resaca posterior a la ingesta elevada de alcohol. Mas del 75% de los encuestados expresó beber agua mientras ingerían alcohol y más del 50% consumió agua antes de irse a acostar.

Como resultado no se observó una mejoría significativa de los síntomas respecto a quienes no lo hacían. 

 

No obstante, más allá de que mejore o no los síntomas, la ingesta elevada de alcohol ocasiona un problema aún mayor. El consumo de alcohol incrementa el riesgo de provocar una amplia variedad de problemas sociales de una manera dosis dependiente, sin que existan evidencias de un efecto umbral. Para el bebedor, cuanto mayor sea la cantidad de alcohol consumido, mayor es el riesgo.1

El consumo de riesgo es un patrón de consumo de alcohol que aumenta el riesgo de consecuencias adversas para la salud si el hábito del consumo persiste. El consumo perjudicial se refiere a aquel que conlleva consecuencias tanto para la salud física como para la salud mental de la persona y está definido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como consumo regular promedio de más de 40g de alcohol al día en mujeres y de más de 60g al día en hombres.1

En concordancia con lo expuesto por la OMS, Las Guías Alimentarias para la Población Argentina (GAPA) expresan en uno de sus mensajes que el consumo de bebidas alcohólicas debe ser responsable.

¿Cuál es la situación actual al respecto? 

El documento Alcohol y Salud Pública en las Américas, indica que el consumo de alcohol en esta región es aproximadamente un 50% mayor que el promedio mundial, 8,5 litros per cápita, comparado con la media global de 6,2 litros. La Región de las Américas es la zona del mundo en la que el consumo de alcohol contribuye con la mayor proporción relativa de mortalidad y años de vida perdidos por muerte prematura o discapacidad.2

A nivel mundial el alcohol es responsable del 50% de las muertes por cirrosis, del 30% de la prevalencia de cáncer de esófago y epilepsia, a su vez se lo asocia al 30% de los homicidios y al 20% de accidentes viales. 

En Argentina, los resultados de la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo 2013 (ENFR), muestran que el consumo de alcohol regular de riesgo fue 7,8% y el consumo episódico excesivo 10,4%. Un 12,1% de las personas refirieron haber manejado habiendo bebido alcohol en los últimos 30 días.3

Todo lo expuesto conlleva a una recomendación evidente: consumo responsable y moderado de cualquier tipo de bebida alcohólica. Por lo tanto, la recomendación no debe ser beber agua después de consumir alcohol, sino mantener un consumo responsable de alcohol. 

 

1 Alcohol y atención primaria de la salud Informaciones clínicas básicas para la identificación y el manejo de riesgos y problemas. Organización Panamericana de la Salud. Disponible en: https://www.who.int/substance_abuse/publications/alcohol_atencion_primaria.pdf

2 Rehm J, Patra J, Baliunas D, Popova S, Roerecke M TB. Alcohol consumption and the global burden of disease 2002.

3 MSN. 3° Encuesta Nacional de Factores de Riesgo 2013 para Enfermedades no Transmisibles. Argentina; 2013


Compartí esta nota: