BLOG

Hidratación y Piel: ¿Cómo mejorar la celulitis?

Hidratación y Piel: ¿Cómo mejorar la celulitis?

La celulitis es el resultado visible de la acumulación de grasa en los tejidos cutáneos. Existen hábitos modificables, como la ingesta de agua que pueden mejorarla.

La celulitis es una de las afecciones cutáneas más prevalentes en mujeres, alrededor del 85-90% la presenta. Suele localizarse en los muslos, caderas, glúteos y abdomen.

Se produce por la acumulación de células de grasa (adipocitos) en el tejido que se encuentra por debajo de la piel, llamado tejido adiposo subcutáneo. Este espacio tiene trabéculas perpendiculares a la piel que oponen resistencia a la presión que ejercen las células de grasa hacia la superficie formando los hoyuelos característicos de la celulitis.

¿Qué aspectos o factores influyen?

Existen diferentes factores involucrados en su desarrollo (genéticos, hormonales, edad, hábitos alimentarios y actividad física).

De todos estos factores, algunos no pueden modificarse, como los cambios asociados a la edad y la genética. Tampoco podemos influir sobre los cambios hormonales que se producen en las mujeres, mes a mes. Sin embargo, es posible atenuar la aparición de la celulitis actuando sobre los aspectos que sí están a nuestro alcance, los hábitos modificables. 

  • Aumentar la ingesta de Agua

Más de la mitad del peso de nuestro cuerpo es agua. Representa en promedio, el 60% del peso corporal en los hombres y alrededor del 50% en las mujeres. Además de ser el nutriente más abundante, es imprescindible para que cada célula que integra el cuerpo humano lleve a cabo las funciones fisiológicas básicas como, por ejemplo, transporte de sustancias (nutrientes, hormonas), correcto funcionamiento de los riñones proceso de digestión, metabolismo, eliminación de los desechos en la orina y termorregulación. Esta última función, es llevada a cabo en el órgano más extenso del cuerpo, la piel.

Por lo tanto, la concentración de agua en la piel juega un papel crítico en la salud de la misma, siendo el estado de hidratación un condicionante de las cualidades mecánicas y estéticas de la piel.

  • Aumentar el consumo de frutas y verduras

Resulta beneficioso para la salud de nuestra piel, dado que aporta un elevado porcentaje de agua, vitaminas y minerales.

  • Reducir la ingesta de productos ultra procesados

Son productos industrializados ricos en grasas, azúcares y sodio cuya ingesta aumenta la acumulación de grasa corporal y la retención de líquido (otra de los factores involucrados en la celulitis).

  • Realizar ejercicio físico

Especialmente el entrenamiento de fuerza, también aporta beneficios a la salud cutánea.

No debemos olvidarnos que la piel es un órgano complejo, compuesto por diversas estructuras y sometido a diferentes cambios a lo largo de la vida.

Pensar en una piel libre de imperfecciones es algo irreal que genera frustración y angustia en muchas personas. No obstante, podemos realizar cambios en nuestros hábitos que definitivamente beneficiarán, no solo a nuestra piel sino a nuestro organismo en su totalidad.


Compartí esta nota: