BLOG

¿La limonada engorda?

¿La limonada engorda?

La limonada como otras tantas variantes de aguas saborizadas, suele ser una opción refrescante para hacerle frente a las altas temperaturas. Pero, ¿hidrata de igual forma que el agua pura? ¿Adelgaza o engorda? Hoy te lo cuento.

Somos uno de los países de mayor consumo de gaseosas y bebidas azucaradas de la región. Esto es alarmante dada la asociación de estas bebidas con el exceso de peso y las consecuentes enfermedades no transmisibles.

¿Qué podemos hacer para mejorar esta situación? Desde lo individual, dejar de consumirlas o al menos disminuir el consumo. El problema es que éstas son creaciones con aporte excesivo de azúcar, tan atractivas y tentadoras que cualquier individuo las quiere consumir inclusive hasta superar su capacidad gástrica, lo cual hace difícil reemplazarlas.

Sin embargo, combinando diferentes frutas y especias aromáticas podemos preparar aguas saborizadas muy ricas, atractivas y menos nocivas para nuestra salud.

La limonada es una de las más clásicas. Sus ingredientes de base son limón/lima, agua, menta y jengibre, pero admite infinitas variantes.

¿La limonada casera o comercial engorda?

Cuando me consultan si la limonada casera es mejor que las bebidas comerciales, la respuesta es sí sin dudas. Conocemos sus ingredientes y la elaboración es en casa. Ahora, la limonada ¿se puede tomar libremente?  ¿Adelgaza? ¿Engorda? Depende de varias cuestiones.

  • Si añadimos un ingrediente endulzante o no. De agregarlo, cuál es la cantidad que utilizamos y con qué frecuencia consumimos la limonada.

  • Contexto alimentario. No podemos evaluar una situación aisladamente sin tener en cuenta el resto de las conductas y hábitos de una persona.

Por lo expuesto ningún alimento/preparación puede ser evaluado aisladamente sino al contrario, es fundamental considerar el contexto de su ingesta y la frecuencia de consumo del mismo. 


Compartí esta nota: