BLOG

Lavados Caseros Para Infección Urinaria

Lavados Caseros Para Infección Urinaria

En los últimos años, el jugo de arándanos y el uso de probióticos han sido tema de investigación dado su rol posible en la prevención y tratamiento de las infecciones urinarias.

Las infecciones de las vías urinarias son un problema de salud mundial, con una proporción de 9 a 1 en la mujer respecto del hombre. En el 90% de los casos la bacteria que la origina es la Esterichia Coli.

Dado que es una enfermedad frecuente que genera complicaciones, las medidas preventivas son importantes porque contribuyen a evitar la infección y los gastos derivados de su atención.

El estudio del jugo de arándanos y los probióticos como alternativa terapéutica a las infecciones urinarias está en desarrollo creciente. Veamos qué dice la evidencia científica al respecto.

JUGO DE ARÁNDANOS

Según algunos estudios científicos, el consumo de jugo de arándanos podría ser una alternativa útil para prevenir las infecciones de las vías urinarias.

El arándano es un fruto originario de Norte América que ha despertado interés de estudio por sus características nutricionales. Contiene 90% de agua, ácido químico, ácido málico, ácido cítrico, glucosa y fructosa entre otros componentes. Además, posee flavonoides, antocianinas y proantocianidinas.

Investigaciones recientes sugieren que las proantocianidinas serían el principio activo responsable de interrumpir la colonización de las bacterias al urotelio antes de que estas invadan la vía urinaria.

No obstante, los estudios carecen de estructura suficiente (no existen dosis ni concentraciones específicas), lo que dificulta la comparación, que permitan extrapolar los resultados hallados.

PROBIÓTICOS

La resistencia a los antibióticos usados habitualmente para el tratamiento de las infecciones urinarias, así como la alteración de la microbiota vaginal producida como consecuencia del uso prolongado de antibióticos para prevenir las recurrencias, ha llevado a buscar otras alternativas terapéuticas, entre ellas los probióticos.

Los probióticos se definen como “microorganismos vivos que cuando se administran en cantidades adecuadas confieren un beneficio para la salud del huésped”.

La utilidad de los probióticos en la prevención de las infecciones urinarias podría deberse a que la inmensa mayoría de éstas, son producidas por bacterias que viven en el intestino grueso, especialmente Escherichia coli, las cuales contaminan la región perianal.

¿A qué se debe y cómo funciona el rol de los Lactobacillus?

El papel defensivo de los Lactobacillus se produciría como consecuencia de su simbiosis con patógenos potenciales, de la capacidad de generar sustancias antimicrobianas -tales como el peróxido de hidrógeno, que inhibe el crecimiento del patógeno- y de la síntesis de sustancias biosurfactantes que impedirían la adherencia bacteriana.

A pesar de que el número de ensayos clínicos es escaso, parte de ellos apunta al efecto beneficioso de los probióticos en la prevención de las infecciones urinarias. Sin embargo, son necesarios un mayor número de estudios, con muestras más amplias, para poder considerarlos una alternativa terapéutica fiable y efectiva.


Compartí esta nota: