BLOG

Mejores Recetas de Jugos Antioxidantes

Mejores Recetas de Jugos Antioxidantes

Las frutas y verduras son fuente indiscutible de sustancias antioxidantes, compuestos asociados a propiedades benéficas para nuestro organismo. En este artículo te compartimos recetas de jugos antioxidantes súper ricos y fáciles para que prepares en casa.

Las frutas y los vegetales contienen una gran variedad de compuestos activos, muchos de los cuales poseen propiedades antioxidantes. Además de las bien conocidas vitaminas C y E y los carotenoides, existen otros compuestos como los flavonoides (incluyendo flavonas, isoflavonas, flavononas, antocianinas y catequinas) que son fuertes antioxidantes y que contribuyen de manera significativa a la capacidad antioxidante total.

¿Por qué los antioxidantes son importantes para nuestra salud? 

Existe evidencia sólida que indica que los radicales libres causan daño oxidativo a los lípidos, proteínas y ácidos nucleicos. Los radicales libres se encuentran naturalmente en el cuerpo humano como un subproducto del metabolismo y pueden ser generados por los macrófagos como parte del proceso de fagocitosis. También se pueden formar por exposición a radiación, humo del tabaco, ciertos contaminantes, disolventes orgánicos, pesticidas e inclusive durante el ejercicio intenso. 

Los radicales libres tienen mucho que ver con la etiología o historia natural de muchas enfermedades como el cáncer y patologías cardiacas, vasculares y neurodegenerativas. Por lo tanto, los antioxidantes que puedan neutralizar a los radicales libres, resultan ser de vital importancia en la prevención de estas enfermedades.

A continuación, te compartimos 5 recetas de jugos antioxidantes para incluirlos a tu alimentación:

JUGO DE NARANJA Y FRUTILLA

Esta alternativa es un boost de sustancias antioxidantes: vitamina C, carotenos y flavonoides.

JUGO DE MANZANA Y JENGIBRE

Una de las características beneficiosas de la manzana es su actividad antioxidante, la que se debe fundamentalmente a su contenido en fenoles y flavonoides.

El contenido de flavonoides en la fruta va a depender de diferentes factores tales como el cultivo, zona climática donde se desarrolla la planta, almacenaje, refrigerado y tipo de tejido (piel o pulpa). Respecto a esto último, según lo observado en distintos estudios, la actividad antioxidante es 4 a 15 veces mayor en la piel que en la pulpa. Por lo cual, siempre que sea posible, teniendo en cuenta la tolerancia individual a la fruta, utilizar la fruta entera previamente sanitizada.

Por su parte, el jengibre además de ser portador de ese sabor tan peculiar aporta sustancias antioxidantes. El gingerol es el componente más relevante con dicha función.

JUGO DE UVA 

Quizá no sea uno de los jugos más difundidos, pero si te gustan los jugos dulces no podés dejar de hacerlo.

El resveratrol es un compuesto polifenólico no flavonoide con función antioxidante sintetizado por una gran variedad de plantas en respuesta al estrés ambiental. Se encuentra en altas concentraciones en las uvas rojas.

Para prepararlo, necesitás agua, un racimo de uvas rojas y todo a la licuadora. Si deseás, podés agregarle una sustancia endulzante natural para potenciar su sabor dulce.

JUGO DE REMOLACHA Y NARANJA

La remolacha contiene, al igual que la naranja, vitamina C. También posee betacianina, pigmento responsable del color del vegetal que, además presenta actividad antioxidante.

Para hacer más biodisponible dichas sustancias, se recomienda elaborar el jugo con el vegetal fresco (sin someterlo a cocción).

JUGO VERDE

La espinaca es uno de los vegetales disponibles casi todo el año y uno de los más consumidos. Es tan versátil que existen diferentes recetas que la incluyen.

El color verde característico hace atractiva cualquier preparación que la contenga como protagonista. 

Se destaca el contenido en vitamina A, carotenos, vitamina C y E, todos nutrientes con gran capacidad antioxidante.

La combinación con naranja y menta le queda muy bien. ¡Te invito a probarla!


Compartí esta nota: