BLOG

¿Qué es la alcalinidad en el agua?

¿Qué es la alcalinidad en el agua?

Se define a la alcalinidad en el agua como la capacidad para neutralizar ácidos. Pero antes de sumergirnos en qué es alcalinidad en el agua y porque es importante medirla , empecemos definiendo el pH. 

¿Qué es el PH? 

El pH es definido como la presión de hidrógeno y es la unidad de concentración de los iones de hidrógeno en el medio. Es un índice en las reacciones físico químicas y su concentración está relacionada al carácter ácido, neutro o alcalino. La manera más sencilla e intuitiva es la que relaciona la sensación de acidez o alcalinidad de una sustancia con su pH.

  • El agua pura es neutra (pH=7). En las soluciones en la que la concentración de hidrógeno disminuye por debajo del valor neutro, el valor del pH se eleva hacia 14 (alcalino).

  • El pH se puede medir con indicadores de color (tiras de pH). Las sustancias indicadoras son capaces de liberar o absorber protones, cambiando el color. Dicho sistema da una precisión limitada y es más exacta si se realiza a temperatura ambiente.

La medición potenciométrica es más precisa. Se realiza mediante electrodos y se mide con un sensor electroquímico.

¿Qué es la alcalinidad en el agua y cuál es su diferencia con el ph? 

A diferencia del pH, que indica si una solución es un ácido o una base, la alcalinidad expresa cuánto ácido puede absorber una solución sin cambiar el pH. 

  • La alcalinidad de una solución se define en forma operacional como la capacidad para neutralizar ácidos.

  • En la mayor parte de las aguas naturales superficiales, la alcalinidad varía según la ubicación geográfica. 

  • Al medir la alcalinidad, los resultados se muestran como partes por millón  (ppm) de carbonato de calcio (CaCO3). Los iones de hidróxido (OH–), los iones de bicarbonato (HCO3–) y los iones de carbonato (CO32-) contribuyen a la alcalinidad del agua.

La importancia de la alcalinidad en el agua 

La alcalinidad influye en cómo se debe tratar el agua durante todas las etapas del proceso de tratamiento de agua. La importancia de la alcalinidad es significativa en los fenómenos de coagulación y ablandamiento, así como en la prevención de la corrosión. Por lo general, se mide en el agua de la fuente y en el agua de distribución, aunque también se puede medir en la etapa de coagulación y floculación.

Cuando la alcalinidad del agua que pasa a través del proceso de tratamiento de agua potable es lo suficientemente alta, el agua se amortiguará contra cambios volátiles de pH. Esto es importante debido a que diferentes sustancias coagulantes utilizadas para eliminar los contaminantes del agua potable, pueden provocar que el pH del agua baje. Si el pH disminuye demasiado, será necesario realizar ajustes antes de las etapas posteriores. Esto haría que se utilizara más tiempo y recursos para el tratamiento del agua. 


Compartí esta nota: