BLOG

¿Qué es la hidratación?

¿Qué es la hidratación?

Sabemos que nuestro organismo está compuesto por un 70% de agua y que 2.5 litros son eliminados al día. Conoce en esta nota que es la hidratación y cómo mantenerla óptima.

¿Qué es la hidratación?

El término hidratación proviene del vocablo griego hydros, que significa ‘agua’. Por lo que podríamos entender que la hidratación es el proceso de administrar los líquidos que el organismo necesita.

Si pensamos que el concepto de hidratación es ese proceso que mencionamos en el párrafo anterior, sería indistinto consumir agua como así también cualquier otra bebida diferente al agua para mantener un estado adecuado de hidratación. Pero, ¿Los jugos o gaseosas hidratan de la misma forma que el agua? Si consideramos que la hidratación es el proceso de administrar los líquidos que el organismo necesita, la respuesta podría ser sí. Sin embargo, si se evalúa la calidad de cada una de las bebidas mencionadas, la respuesta es no. 

El agua es el principal componente del cuerpo humano; se distribuye por todo el cuerpo, en todos los órganos, dentro de las células y entre ellas. Representa aproximadamente el 60% del peso corporal, motivo por el cual interviene en numerosas funciones de vital importancia para mantener la homeostasis del organismo.

A diario el cuerpo humano pierde alrededor de 2,5 litros de agua a través de los riñones en forma de orina, pérdidas insensibles (piel y pulmones) y heces. Para que el equilibrio hídrico permanezca estable, es primordial reponer las pérdidas de agua mediante la ingesta de alimentos y líquidos y con la producción metabólica de agua.

El cuerpo produce una cantidad pequeña de agua a partir de su actividad metabólica, pero el mayor aporte de agua proviene de la alimentación. Se estima que un 20- 30% proviene de los alimentos y un 70-80% de las bebidas ingeridas.

Al respecto, la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN) consensuó en conjunto a un panel de expertos la recomendación de ingesta de agua al día/ persona. para lograr una hidratación óptima

En relación a lo expuesto, el agua es la bebida por excelencia para hidratarnos. Pero qué ocurre con los jugos y bebidas azucaradas. 

Según el estudio HidratAR, realizado en el año 2009 por CESNI, la mitad de lo que se ingiere corresponde a bebidas e infusiones azucaradas y no agua. En Argentina, su consumo se viene incrementando sostenidamente, con un promedio de 137 litros por persona por año.

Las razones para elegir una u otra bebida depende de una amplia variedad de motivos, por ejemplo, el sabor. El sabor dulce las hace más atractivas y genera cierta adicción por las mismas. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, al contrario que el agua, los jugos y bebidas azucaradas contienen un elevado aporte de azúcares simples.

Es de resaltar que, 1 vaso de 200ml de gaseosa equivale a 5 cucharaditas de azúcar (la cual representa la mitad de la cantidad máxima recomendada para todo el día, que es de 10 cucharaditas de 5 gramos promedio cada una). El consumo elevado de azúcares simples se relaciona con el desarrollo de enfermedades no transmisibles como el sobrepeso y la obesidad.

Por lo mencionado, para mantener un óptimo estado de hidratación, la ingesta de agua siempre es la mejor opción, tanto en cantidad como en calidad. La elaboración de jugos naturales a base de frutas y verduras frescas, sin agregado de azúcar, constituye otra alternativa saludable para hidratarse.


Compartí esta nota: