BLOG

¿Cómo se elabora el agua de tamarindo?

¿Cómo se elabora el agua de tamarindo?

Hoy te enseñamos a elaborar una receta, desconocida por muchos, pero exquisita: agua de tamarindo.

Tamarindus indica (tamarindo) es un árbol tropical y la única especie del género Tamarindus, perteneciente a las Fabaceae (Leguminosae), de frutos comestibles muy apreciados en diversos países. 

La palabra tamarindo deriva del árabe tamar hind, que significa «dátil indio».

Este árbol, produce una semilla redonda que se llama de la misma forma, albergada dentro de una vaina de color marrón y está recubierto de una pulpa fibrosa que es lo que se extrae, se ablanda en agua y se utiliza en diversos platos culinarios.

 

La pulpa de la fruta se utiliza como condimento tanto en Asia como en Latinoamérica; de hecho, el tamarindo se encuentra disponible en tiendas hindúes, chinas, mexicanas y peruanas por todo el mundo. La pulpa de un fruto joven es muy ácida, y por lo tanto recomendable para muchos platos, mientras que los frutos maduros son más dulces y pueden ser utilizados en postres, bebidas o como aperitivo.

El tamarindo es un fruto muy nutritivo, por cada 100 gramos de alimento aporta aproximadamente 239 calorías, 57 gramos de hidratos de carbono, 2,3 gramos de proteínas, 20 gramos de proteínas y 0,6 gramos de grasa. Además, contiene otros micronutrientes de importancia: calcio, hierro, potasio, magnesio, zinc, fósforo, sodio, así como también vitaminas del grupo B, C y E.

Si bien tendría diferentes beneficios a la salud, resulta destacable la versatilidad de su uso en las preparaciones culinarias.

Una de las recetas más difundidas es el agua de tamarindo. Es una alternativa de hidratación distinta al agua pura y, a su vez una opción dulce más saludable que las gaseosas y jugos azucarados para elaborar en casa. No contiene sustancias químicas en su preparación, siendo sus ingredientes de base el agua y el tamarindo.

INGREDIENTES

  • Agua potable 1 litro

  • Vainas de tamarindo (15 unidades)

  • Endulzante natural (Opcional, cantidad a gusto)

FORMA DE PREPARACIÓN

  1. Pelar las vainas de tamarindo y quitar las semillas.

  2. En una cacerola, verter el agua potable y mantener en el fuego hasta alcanzar temperatura de ebullición.

  3. Añadir las vainas de tamarindo y cocinar durante 15- 20 minutos hasta que las mismas estén blandas.

  4. Una vez listas, retirar del fuego, filtrar y triturar con un machacador.

  5. Verter a la licuadora, añadir azúcar (cantidad a gusto) y agregar el agua. Licuar.

  6. Servir con hielo.


Compartí esta nota: